lunes

LA PINTURA REALISTA

La pintura realista tiene sus mejores exponentes en Francia. En 1948 se extiende por Europa una nueva oleada revolucionaria en la que la pequeña burgesía y el proletariado protestan en la calle.

Los artistas se sienten identificados con este ideal revolucionario y comienzan a mostrar el mundo "tal y como es" lejos del rigor academicista. En definitiva su gran novedad es el cambio en la temática de lo que es "digno de ser pintado". El impulso de la fotografía hará que este nuevo arte interfiera en la menera de ver y representar el mundo que se tenía hasta el momento.


Video: Courbet