domingo

MEZQUITA DE KAIROUAN

La mezquita de Kairouan se halla en Túnez y es un edificio de gran relevancia tanto por su amplia extensión como por su antigüedad. Su construcción está datada en el año 650, pero no se conserva el edificio original ya que fue destruida por los bereberes y posteriormente reconstruida y ampliada.

El estado de esta mezquita es óptimo por las reconstrucciones ya nombradas y porque es un edificio en uso, así que su mantenimiento no ha sido descuidado. Además, la ciudad de Kairouan es considerada Patrimonio de la Humanidad, así que se vigila el estado de sus construcciones (por ejemplo, la universidad).

La planta de esta mezquita es de cuadrilátero irregular, y la disposición de las distintas partes no varía con respecto a otras mezquitas. La construcción se halla rodeada de una gruesa muralla de ladrillo y piedra, lo que confiere al conjunto aspecto de fortificación. Cuenta con numerosas entradas al interior, que se divide en dos partes.

Distinguimos un patio porticado (es una mezquita de sala hipóstila) que tiene múltiples entradas en forma de arcos de herradura. El pórtico se sustenta en arcos geminados de capiteles corintios estilizados y de nido de abeja, hechos con trépano. En el centro del patio hay una fuente, que se utiliza para purificarse antes de entrar a orar; también se encuentra en la fachada norte un minarete para llamar a los fieles. Está constituido por tres niveles decrecientes y en su cénit se aprecia una cúpula de gajos de naranja. Los materiales dominantes en esta parte exterior son el ladrillo y la piedra, aunque también apreciamos algo de mármol en el enlosado del suelo y en las columnas del pórtico.

La otra gran zona de la mezquita es la sala de oración. Para acceder a ella hay múltiples entradas de arcos de madera labrada; la entrada que comunica esta sala con el patio cuenta con una cúpula de gajos de naranja elevada sobre un tambor.

La sala de oración está dividida en varias naves por columnas hechas de mármol, pórfido y granito, con capiteles en su mayoría reutilizados de construcciones romanas y a distintas alturas. A diferencia de otras mezquitas, como podría ser la de Córdoba, la nave central es claramente más amplia, y comienza en el punto de la cúpula nombrada de la entrada del patio. La unión de las columnas se hace mediante arcos de herradura.

El muro frontal de la sala (la quibla) está orientado hacia la Meca. En este muro se halla el mihrab, ellugar más sagrado, que es un pequeño nicho vacío coronado por una cúpula de gajos de naranja. El suelo está enlosado con azulejos de motivos geométricos y en el techo tiene una cubierta de madera.

El modelo de planta de las mezquitas responde a lo que se supone que era la casa del profeta Mahoma. El edificio es sobrio por fuera, e incluso hostil, ya que parece una gran fortificación. El patio es luminoso y amplio, predominando en él el color blanco del mármol que podría ir en consonancia con esa idea de paz y purificación que se pretende conseguir en él mediante su fuente. El interior responde a la armoniosa idea de lo infinito de Allah: las numerosas columnas y los motivos geométricos y coloridos del suelo que se repiten sugieren la evasión del paraíso que todo buen musulmán podría conseguir. El mihrab vacío se explica con que nada de lo que ha hecho Allah puede ser copiado, pues se caería en la imperfección y eso sería un insulto para la perfección creadora de Allah.

Todo este carácter estético concuerda con cómo debe de ser un buen musulmán: sobrio y duro por fuera, pero rico en su interior.Por descontado, el edificio es totalmente simétrico en su vista exterior, logrando solidez y orden. El interior juega con las luces tenues y distintas alturas de capiteles en los arcos.

Las mezquitas son de gran importancia en el mundo musulmán, ya que es un precepto el rezar cinco veces al día en orientación a la Meca. Desde el minarete, el muecín llama las cinco veces al día a los fieles para que acudan a rezar. Éstos se reúnen para charlar y purificarse en el patio, y entran a rezar en la sala de oración con sus esterillas, ya que tocar el suelo está considerado impuro.

Esta religión se origina sobre el año 600 por el considerado profeta Mahoma. Es una de las religiones mayoritarias del mundo y en muchos estados africanos y asiáticos la política está influenciada por el Corán, que es el libro principal donde se recogen todas las normas de esta religión. En contraposición a su enorme riqueza cultural, habría que destacar que el conservadurismo con el que se sigue esta doctrina. Muchas veces, estas severas prácticas conllevan a sus practicantes a comportamientos extremos con personas no creyentes, impidiendo visitar algunas de las maravillas del arte musulmán.

María Moreno 2ºB (2012)