martes

VENUS Y LA MÚSICA


Venus y la música, de Tiziano, perteneciente al Renacimiento, Escuela Veneciana, siglo XVI.

La obra es un óleo sobre lienzo; el óleo es la sustancia que se emplea como aglutinante de los pigmentos de colores, además el uso de esta técnica permite al pintor rectificar sobre su obra si queda descontento con su trabajo, le permite realizar veladuras y brinda a los cuadros de gran colorido y luminosidad. Para pintar sobre el lienzo los artistas lo preparan con cola de almidón antes de empezar a trabajar y cuando la capa de cola está seca le agregan una de yeso para que la tela quede lo más lisa posible.

La obra es de género mitológico, donde se representa a Venus, la diosa de la belleza y el amor, sólo vestida por unas joyas, recostada sobre un diván, de telas rojas y blancas con bordes dorados, mientras escucha música de manera distraída y juega con un perro que se encuentra a su lado. Justo detrás de la diosa se encuentra una gran tela de color rojo brillante que parece simular un telón que da paso a la escena que se encuentra al fondo, un hermoso jardín en el que destacan una fuente con forma de sátiro, hileras de árboles, varios animales y una pareja de amantes que pasea por una senda. A la izquierda de Venus se halla un músico que toca un hermoso órgano y que parece girarse para observar la escena que se desarrolla a sus espaldas, por lo que solo se aprecia el lado derecho de su cara, el organista viste un rico traje de la época en color amarillo y negro y porta además una espada, por lo que podría inducirse que es un noble o un caballero y que la escena toma lugar en un palacio.

El cuadro posee cierto idealismo en los referente a la diosa, pues esta está pintada de acuerdo al canon de la época, cabellos rubios, rolliza y de piel muy blanca, además de aparecer desnuda; respecto a lo demás es realista, el jardín es un jardín plenamente renacentista, las vestimentas tanto de los amantes como la del músico pertenece a la época y el perro está muy bien logrado. La luz es difusa y el foco principal proviene de la parte superior derecha del cuadro e incide con gran notoriedad en la diosa, lo que hace que su piel se vea más blanca y suave, creando así contraste con la tela roja sobre la que se recuesta y convirtiéndola en el personaje principal y centro de la composición, esto además se apoya en que tanto la mirada del músico como la del perro están fijas en ella; el eje de tensión se encuentra en las miradas entre Venus y el perro, pues ambos de miran fijamente. La composición es cerrada y está dividida en dos planos: el primer plano es la habitación donde están Venus, el organista y el perro; mientras que el segundo plano es el jardín. Están presente en el cuadro tanto la perspectiva lineal otorgada en el segundo plano por los árboles y que tiene su punto de fuga en el horizonte, como la perspectiva aérea dada por la combinación de planos de luces y sombras que otorgan a la pintura de profundidad. La posición en la que se encuentra el organista, el torso girado, recuerda las formas serpentinatas de Miguel Ángel, y dota al cuadro de movimiento, al igual que las lineas curvas del cuerpo del perrito y de la diosa, cuyas rodillas están en scorzo.

Existe equilibrio entre la gama de colores expuestos, pues en el primer plano domina los colores cálidos como el rojo en las telas y el amarillo en el traje del músico, mientras que en el segundo plano destacan los colores fríos, pues el verde se extiende por la totalidad del jardín.
La pincelada es suelta y suave, se puede apreciar principalmente en el cuerpo de Venus.

La obra tiene un carácter puramente decorativo, se cuenta que Godoy, valido de Carlos IV, guardaba todos los desnudos en sus habitaciones personales y los cubría mediante mecanismos con unos telones, abriéndolos de vez en cuando para su disfrute personal o en ocasiones especiales.

Tiziano fue el pintor protegido de Carlos V por lo que realizó una gran cantidad de obras, pertenece al período del cinqueccentto y en particular a la escuela veneciana, la cual destaca por la utilización de temas mitológicos y la representación de hermosas joyas que salpican los cuadros con aires orientales, pues Venecia era el nexo entre Europa y Oriente, lo que influyó en cierto modo en su manera de desarrollarse. Tiziano en sus primeros años tiene influencia de Giorgione, presente en los temas campestres y en lo colores muy vivos pero que se volverán más apagados, así pues también evoluciona su pincelada hasta convertirse en lo que se conoce como ”impresionismo mágico”, presente en sus últimas obras.

Alejandra Álvarez. 2º B ++