jueves

EL RENACIMIENTO EN ESPAÑA

La ruptura con el pasado medieval que tiene lugar en el Renacimiento italiano no tiene lugar de ser en España. Aquí el inmediato ayer era la toma de Granada, el descubrimiento de América y la expansión de la cristiandad por un  nuevo mundo. Con estas bases el renacimiento nunca pudo luchar contra la grandeza del gótico y su máximo ejemplo que son las catedrales que seguirán construyendose en estilo gótico hasta bien entrado el siglo XVI.

El Renacimiento llega a España por la continua presencia española en el Norte de Italia desde la época de Gonzalo Fernandez de Córdoba. Carlos I mantuvo esta influencia para dominar el paso por los Alpes. Se importan obras desde allí y algunos artistas italianos vienen a trabajar a España (Doménico Fancelli). De otro lado algunos artistas españoles vuelven sus ojos hacia Italia, a donde van a formarse (Pedro y Alonso de Berruguete).Entre otras podemos destacar estas características:
  • Reacción frente al caracter pagano del renacimiento italiano
  • Persistencia de los principios estéticos medievales
  • Incorporación de las formas clásicas al espíritu cristiano
Sin embargo en cuanto a la cronología el desfase es considerable, comenzando propiamente en torno al año 1500.


La Arquitectura renacentista española llega tras el final del gótico con el Estilo Reyes católicos (lleno de decoración de formas flamígeras y con la omnipresencia presencia del yugo y las flechas) enlazando a través del estilo Cisneros (con influencias góticas y mudéjares) En la Arquitectura destacan tres estilos: el plateresco (reflejo del quattrocento italiano) , el estilo Purista (reflejo del Cinquecento) y el Herreriano (correspondiente al Manierismo).


En cuanto a la escultura renacentista española está dominada por la influencia Italiana, bien por la presencia de autores italianos que trabajan para la Monarquía como por la gran figura de Berruguete que personifica la impronta de Miguel Angel en España.





En la pintura podemos rastrear la influencia del Quattrocento y del Cinquecento, sin embargo la figura que más destaca es El Greco .